Masturbación

¿Qué es la masturbación?

La masturbación consiste en la práctica invidivual de otorgarse placer a uno mismo a través de los órganos genitales. Esta práctica tiene el objetivo de conseguir placer sexual, independientemente de que se llegue al orgasmo. La masturbación también puede realizarse a través de otra persona con el fin de otorgar placer a la pareja o masturbación mútua. La práctica de la masturbación se realiza normalmente mediante las manos o mediante algún objeto adecuado, como los llamados «juguetes eróticos».

Sigmund Freud descubrió que la masturbación es algo común en la infancia. También llegó a afirmar que era la causa de una de la neurastenia o fatiga crónica, algo que más tarde se desmintió. Con el tiempo se hizo público que la masturbación no solamente era común en los hombres, sino que también era una práctica habitual en las mujeres de cualquier edad.

Históricamente masturbarse se consideraba un acto “sucio” masturbarse e incluso algunos decían que provocaba ceguera; esto también se desmintió.

Con el tiempo se ha descubierto, y en la actualidad se sabe, que la masturbación es positiva y beneficiosa para la salud en mujeres y hombres. Existen casos extremos donde se puede convertir en una adicción; en ese caso es conveniente asistir a un especialista, dado que la masturbación es saludable mientras no irrumpa en la vida cotidiana hasta el punto de depender de ella y condicionar todos nuestros actos a ella.

Mitos sobre las Masturbación

Existen numerosos mitos falsos acerca de la masturbación. Hay que tener en cuenta que hasta hace muy poco la masturbación se consideraba algo malo y sucio, y como tal surgián toda serie de mitos y elucubraciones escabrosas en torno a ella. Algunos mitos sobre la masturbación son:

  • Los hombres se masturban más: Falso. Está demostrado que ambos, mujeres y hombres se masturan de media con la misma frecuencia. La única diferencia es que ellos tienen a exagerar la cifra, y ellas por timidez a afirmar que lo hacen menos.
  • Los hombres comienzan a masturbarse antes que las mujeres: Falso. Según varios estudios recopilados está demostrado que hay más mujeres que hombres que se inician en la masturbación antes de los 10 años de edad. Las mujeres aprenden a masturbarse con mayor frecuencia que los hombres.
  • Las personas dejan de masturbarse cuando inician relaciones sexuales: Falso. Los hombres y las mujeres continúan masturbándose después de establecer relaciones de pareja. Incluso en las mujeres la frecuencia de la masturbación aumenta en la mayoría de los casos tras tener pareja estable.
  • Quienes se masturban se aíslan socialmente: Falso. La masturbación no produce aislamiento, si bien el aislamiento si puede favorecer la masturbación al no encontrar pareja estable.
  • La masturbación provoca ceguera: Falso. No existe ni un solo indicio ni prueba que demuestre tal afirmación.

Beneficios de la Masturbación

Lo cierto es que la masturbación se trata de una práctica muy saludable que ofrece muchos beneficios:

  • Ayuda a prevenir el cáncer: Un estudio demostró que los hombres que eyaculan más de 5 veces a la semana tienen un tercio menos de probabilidades de desarrollar cáncer de próstata.
  • Combate el estrés: Al liberarse hormonas como la oxitocina y la dopamina en el orgasmo, esto ayuda a combatir el estrés y otorga una agradable sensación de relax.
  • Mejora el desempeño sexual: Ayuda a fortalecer los músculas de la pelvis y a prevenir la disfunción eréctil o lala incontinencia urinaria.
  • Fortalece el sistema inmunológico: Al elevar los niveles de cortisol la inmunidad también aumenta.
  • Mejora el estado de ánimo: La masturbación también libera dopamina y oxitocina, hormonas que provocan una sensación de bienestar y que aumentan el ánimo.

A pesar de que la masturbación es positiva para hombres y mujeres, existen varios matices diferenciadores entre la masturbación masculina y la masturbación femenina.


Masturbación Masculina

Existen distintas variantes en la masturbación masculina. La gran mayoría de los hombres se masturban sujetando el pene con una de las manos, frotándola en movimiento vertical o incluso o de atrás hacia adelante. Otro tipo de técnica consiste en sujetar la zona del frenillo justo debajo del glande, la zona más sensible de todo el pene. Los más osados emplean las dos manos a la vez. Normalmente los hombres suelen ser ambidiestros para esta técnica, lo que les permite estimularse otras partes del cuerpo mientras lo hacen, como por ejemplo frotar los testículos o pezones.

El uso de lubricante también aumenta la estimulación simulando la penetración vaginal y facilitando el deslizamiento de las manos. Los hombres no circuncidados, no suelen necesitar el uso de lubricante ya que el prepucio mitiga los efectos del roce directo por sí solo.

También existen juguetes eróticos, también llamados masturbadores, para que los hombres se masturben, como las clásicas muñecas hinchables, las vaginas artificiales, bombas de vacío, etc. También pueden utilizar vibradores, concentrando su actividad sobre el frenillo.


Masturbación Femenina

La mayor parte de las mujeres se masturba estimulando la zona del clítoris. Un 25% también añaden la estimulación vaginal introduciéndose sus dedos o algún juguete erótico para incrementar la sensación de placer estimulando el famoso punto G. En cualquier caso el estímulo de las mujeres para masturbarse no suele ser exclusivo en la vagina para masturbarse sino que suelen usar otras partes del cuerpo a través de caricias. La mejor forma de empezar es con caricias y masajes suaves.

Las zonas que más excitan a las mujeres por tratarse de las zonas erógenas más sensibles son: El cuello, las manos, los pechos, el abdomen y la zona interior de los muslos.

Para la masturbación femenina se suelen utilizar los dedos estimulando el clítoris indirectamente al frotarlo a través del prepucio del clítoris o, con menos frecuencia, estimulando directamente el glande del clítoris. Ayuda lubricarse los dedos bien introduciéndolos de vez en cuando en la vagina para extender su humedad al clítoris o, bien mojándolos con su propia saliva. También existen cremas y sprays estimulantes para mejorara la llegada al clímax, tanto durante las relaciones sexuales como durante la masturbación.

Normalmente la masturbación femenina se produce en posición estirada ó en el baño con las piernas abiertas. También existe un porcentaje minoritario que lo realiza boca abajo y las piernas juntas frotándose contra una almohada o algún peluche. El uso del chorro de agua en la ducha o la bañera también es una técnica muy usada.

En la masturbación femenina los movimientos son más suaves y lentos que en la masculina, y se centra en la vulva, clítoris y monte de venus. Los más curioso es que a pesar de las numerosas técnicas existentes para masturbarse, la gran parte de las mujeres suelen usar una misma técnica durante toda su vida.

Juguetes eróticos y Vibradores

La masturbación femenina puedes hacerse con los dedos y manos como siempre se ha hecho, pero el uso de juguetes eróticos o vibradores ayuda enórmemente a alcanzar el clímax de una forma más cómoda y placentera. El uso de juguetes eróticos es algo cada vez más se extiende entre la población femenina, llegando a ser algo ya muy común en la actualidad. Más de un 30% de las mujeres tiene un vibrador y lo usa frecuentemente.

Los vibradores están pensados para una estimulación más completa de los genitales de la mujer. Existen vibradores para estimular el clítoris y otros para estimular la parte vaginal, e incluso hay una gran gama de vibradores dobles que cumplen la doble función clitoríana y vaginal. En la estimulación interna sí que es recomdable el uso de lubricantes.

Podéis mirar y adquirir todo tipo de vibradores y juguetes erótico en cualquiera de estas tiendas online:

Podéis estar tranquilas en cuanto a discreción dado que en la actualidad prácticamente todas las tiendas eróticas o sexshop online realizan envíos totalmente discretos y sin distintivos en los embalajes, para que sólo tú sepas lo que contiene al recibirlo.

Reuniones Tuppersex

Si eres mujer y requieres más información al respecto te recomendamos que conciertes una reunión Tuppersex. Son reuniones gratuitas, constructivas y didácticas donde se enseñan las principales novades de los juguetes eróticos y se resuelven dudas sexuales de todo tipo, sobretodo relacionadas con la masturbación femenina.

Podéis informaros en cualquiera de estas empresas:


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.